alianzas-estrategicas
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin

Seguro lo pensaste cuando decidiste salir de tu trabajo y ser libre. ¡No trabajaré con nadie más!.

A partir de hoy seré mi propio jefe.

Pero es posible que cuando decidiste tu nicho de negocio y a que querías dedicar tus horas diarias como profesional, te encontraste con una traba importante al charlar con tu cliente, y es que no puedes hacerlo todo.

¿Tengo que convertirme en una empresa?

La respuesta para mí es un gran y rotundo no. A menos que tu objetivo sea pasar de Freelance a conformar tu equipo, la realidad es que hay personas que como yo que se sienten perfectamente cómodas trabajando por su cuenta y crear alianzas no es un motivo para abandonar tu independencia.

Pero si me encuentro con la situación de realizar diseño web y mi cliente requiere redes sociales, quizás sería decepcionante no poder ofrecerle una solución.

Aquí es cuando entran en acción las alianzas estratégicas.

¿Qué son las alianzas estratégicas?

Entrepenur define a las alianzas estratégicas de la siguiente forma:

«Una alianza puede definirse como la unión de personas, empresas o países, mediante la cual se da un compromiso de ayuda o apoyo mutuo para lograr un fin determinado, con beneficios similares para las partes que la conforman. Por otra parte, una estrategia es un plan de acción que define cómo una organización usará sus recursos -tangibles e intangibles- para lograr una mayor ventaja competitiva en el medio ambiente de los negocios en el que se desarrolla.»

Por lo que podríamos decir que aun si trabajas por tu lado, quizás te convenga tener de tu parte a un montón de personas que puedan ayudarte.

Las alianzas son una herramienta poderosa de apoyo mutuo, que cumplen con diferentes beneficios que te presento a continuación:

Generar mayor satisfacción para tu cliente

Tu cliente toma mucha confianza de saber que cuenta contigo para no dejarle de lado, dado que le ofreces una solución a su problema, aun si no puedes atenderlo directamente es mejor darle una solución que solo rechazar el trabajo.

Aseguras más trabajo para ti

A veces cuando hago una recomendación de algún compañero de diseño para realizar por ejemplo una identidad, ellos constantemente me ofrecen una comisión por cada vez que se realice una venta. Muchas veces rechazo la oferta diciéndoles «No, mejor tú recomiéndame a mí la próxima vez que alguien te pida el diseño de un sitio web» de manera que garantizo que si mi colega en algún punto tiene un cliente que necesita un sitio web, es altamente probable que primero piense en mí antes que alguien más porque «Me debe una».

Menor perdida de tiempo en cosas que no dominas completamente

Creo que si en algún punto buscas destacar en un área relevante del diseño, es importante reconocer que también no se puede ser un experto en todo lo demás.

Existe una curva de aprendizaje para realizar un proyecto de alta calidad. Adentrarnos en un tema que conocemos muchas veces puede tomarnos más tiempo del que estamos cobrando, por lo que delegar el proyecto a alguien que se desempeñe en eso que tú no realizas en muchas ocasiones es la mejor opción para que tu puedas centrarte en aquello en lo que eres bueno.

Obtienes retroalimentación al colaborar con otros diseñadores o profesionales

Ser freelance no significa que debes dejar de comunicarte con personas, por lo que retomar un proyecto con algún compañero aun de forma indirecta puede ser interesante para analizar tus propios servicios, precios y procesos. Después de todo nadie hace las cosas igual y siempre hay algo que puedes aprender de trabajar en un proyecto con alguien más.

¿Cómo puedo realizar alianzas estratégicas?

En este punto es probable que te preguntes ya por donde comenzar a crear tus alianzas y como por medio de esto generar más clientes. Para esto te voy a dar algunos consejos que a mí me han funcionado.

Entera a tus colegas de a que te dedicas y crea una agenda de contactos

Inmediatamente de que deje mi último trabajo, lo primero que hice para comenzar a introducirme en el medio fue enterar a todos mis conocidos de que es lo que hacía. Es la opción más inmediata en lo que generas un grupo de interés en tu sitio web o tus redes sociales. Manda un mensaje a ese compañero de universidad con el que no has hablado en un buen tiempo o a tu excompañero de trabajo con quien hacías buen equipo. El proceso es muy sencillo, simplemente entéralo de a que te dedicas. Pedirle su contacto para tenerlo a la mano en caso de necesitar a alguien que te apoye será beneficios para auxiliarte en algo que tú no dominas y al tomarlo en cuenta para recomendarlo es posible que él también te recomiende.

Mantén la mente abierta con tus colaboradores

En diversas ocasiones es posible que te encuentres con que necesitas trabajar con alguien que es más cercano con tu profesión de lo que podrían ser otros, por lo que es importante crear lazos en los que no se desarrolle una competencia negativa.

En muchas ocasiones cuando realizo sitios web, me encuentro con la necesidad de trabajar con algunos programadores en los que confió plenamente, pero hay ocasiones en las que cuando la conexión se da por un tercero, en ocasiones suele generarse cierta enemistad irracional en donde te pintan como una competencia. Creo que esto en toda ocasión puede ser negativo, porque es un perfil con el que no volvería a colaborar, cuando de ser de otro modo pudimos crear una gran alianza e intercambiar contactos.

Aun si la persona con la que me involucrara se dedicara a lo mismo, creo que es posible poder colaborar, puesto que en ocasiones no podrás atender a todos los clientes que tienes.

Ofrece alianzas estratégicas en tu página web

Es sumamente positivo para tu colega colocar su enlace en tu web aun si es en una sección secundaria, la persona apreciara la mención y en una estrategia de ganar-ganar puedes hacer un trato para anunciarlo en un directorio dentro a cambio de un anuncio de tu sitio web en la suya o en una entrada de blog.

Crea dinámicas con otros profesionales

Hay muchas formas en la que te puedes beneficiar con tus alianzas, desde generar una cuponera, una oferta, hasta crear un paquete conjunto o un concurso en redes sociales.

Esto es realmente positivo al involucrarte con clientes que no podías alcanzar, pero que al ya tener la confianza de tu colega, pueden acceder más fácil a tus servicios y tenerte confianza.

El beneficio es el mismo para ambas partes, puesto que también puede ofrecer sus servicios con tus clientes.

¿Me conviene tener alianzas estratégicas con otros diseñadores?

¿Qué estás esperando?
Con esto en mente quizás te lo pienses mejor al momento de adquirir proyectos multidisciplinarios tú solo.

¿Tienes alianzas actualmente? Bueno, si te dedicas al marketing digital o al diseño gráfico en general quizás te interese ser parte de mi directorio de colegas. Recuerda que puedes aplicar enviando tu información y si agregas una imagen y una autorización te puedo agregar a mi página web siempre y cuando pertenezcas a mi nicho de negocios.

¿Qué otro consejo ofreces para crear alianzas en tus proyectos? Cuéntamelo todo en los comentarios.

Comparte este artículo con tus amigos y colegas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Suscríbete a mi boletín

Recibe todos los artículos de diseño web y marketing digital en tu correo electrónico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *